Pensión de alimentos

Pensión de alimentos

La obligación de cumplir con las cargas familiares y, en concreto, con los gastos derivados del cuidado y desarrollo de los hijos no se extingue por el hecho de que el matrimonio se separe o divorcie. Esta obligación es propia del contenido de la patria potestad que un padre tiene respecto a sus hijos y, por lo tanto, habrá que cumplirla en todo caso, incluso aunque no se mantenga la custodia de estos.

En el supuesto en el que se produzca una separación o divorcio cuyos efectos sean el otorgamiento de la guarda y custodia a uno solo de los progenitores, el otro quedará obligado a hacer frente a una pensión de alimentos para contribuir a los gastos de los hijos.

La cuantía de la pensión de alimentos debe ser planteada por los cónyuges en los supuestos en los que el divorcio se tramite por la vía del mutuo acuerdo o bien será competencia del Juez si los cónyuges no han llegado a un consenso sobre la misma. Para la toma de esta decisión el Juez debe tener en cuenta dos criterios que son las posibilidades de hacer frente a una pensión que tiene el obligado y las necesidades de los hijos. Estos aspectos dan lugar a que, a pesar de la existencia de un baremo homogeneizador, cada situación deba ser analizada por separado.

La pensión de alimentos debe cubrir los gastos ordinarios que genera el cuidado de un hijo entre los que se encuentran los derivados de la alimentación, vivienda, educación, vestido, etc. No caben dentro de los mismos otros gastos que tienen carácter extraordinario y que no se pueden prever. Ello no significa que el progenitor no custodio no esté obligado a compensar al custodio por la mitad de los mismos o el reparto que se decida o quede fijado en la sentencia judicial.

Otra de las cuestiones conflictivas sobre las pensiones de alimentos se refiere al momento en el que se extinguen y si esta obligación concluye con la mayoría de edad. Esto no tiene por qué ser así de forma automática sino que nuestros tribunales defienden la tesis de que la misma perdurará hasta que los hijos sean económicamente autónomos.

Gracias a nuestra experiencia en multitud de divorcios podemos aconsejarle sobre cómo afrontar el establecimiento de la pensión de alimentos a favor de sus hijos. Consúltenos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE