Los créditos en la liquidación de gananciales

Un apartado importante del inventario puede estar constituido por los créditos que ostenta la sociedad de gananciales. Aquí, se valora si debe formar parte del activo los derivados de la compraventa de bienes pertenecientes a la sociedad, los nacidos de préstamos otorgados a uno de los cónyuges o a terceros, los surgidos por disposición de fondos gananciales y los nacidos de frutos o rendimientos de la sociedad. A la hora de liquidar, deben también tenerse en cuenta los negocios y empresas de los cónyuges o en los que ostenten algún tipo de participación a fecha de disolución de la sociedad de gananciales. 


Especial importancia revisten las deudas derivadas de estos negocios y sobre todo la determinación de si pueden o no incluirse en el pasivo del inventario. Responderán los bienes gananciales de las deudas de naturaleza mercantil contraídas por uno de los cónyuges en el desarrollo de su actividad comercial ejercida con el consentimiento del otro cónyuge, así como las derivadas de la explotación del negocio que sirve de sustento al matrimonio. De igual importancia son los rendimientos, diferenciándose entre aquellos que pueden incluirse en el activo, por tener carácter ganancial, de los otros que deben quedar excluidos.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE