Divorcio exprés

Habitualmente, el matrimonio se disuelve por la muerte o declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges, o el divorcio. Este último podrá ser contencioso o exprés.

¿Cuál es la diferencia?

Con el divorcio exprés, evitamos la separación previa y el juicio, acelerando el procedimiento, pero para ello, deberá pedirse de mutuo acuerdo entre las partes, y siempre y cuando el último domicilio de la pareja se encuentre en España.

Los cónyuges deberán firmar el Convenio Regulador, donde deberán constar las medidas acordadas en lo relativo a la liquidación del régimen económico matrimonial, la vivienda familiar, la pensión compensatoria, y otras cargas del matrimonio, así como los cuidados de los hijos, el ejercicio de la patria potestad, y el correspondiente régimen de visitas.

A continuación, se presentará la demanda. No hace falta alegar causa alguna. El único requisito será que haya transcurrido tres meses desde la celebración del matrimonio, salvo en casos excepcionales (riesgo para la vida, integridad física o moral, etc). Una vez interpuesta la demanda, se comparecerá ante el Juez para ratificar el Convenio, y éste adoptará la sentencia definitiva en el plazo de dos-tres meses, siempre y cuando el Convenio no sea dañoso para los hijos o gravemente perjudicial para una de las partes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE