Asistencia de abogado y procurador en el proceso de divorcio

La situación de crisis matrimonial que desemboca en una nulidad, separación o divorcio de la pareja supone la necesidad de acudir a los Tribunales para que un Juez otorgue validez a esta decisión y a las medidas que surgen como consecuencia de la misma.

La representación y asistencia de las partes por medio de abogado y procurador en este proceso es obligatoria.

En caso de que la vía seguida para celebrar el proceso de separación o divorcio sea la del mutuo acuerdo porque ambos cónyuges comparten la decisión de separarse o divorciarse y las que se refieren a las medidas aplicadas al nuevo régimen de las partes, es posible que se comparta abogado y procurador, lo que permite una disminución de los costes económicos así como de tiempo.

Algunas de las tareas que desempeñan estos profesionales son la representación y defensa técnica de los intereses de los cónyuges, que en el caso del divorcio de mutuo acuerdo deberían coincidir tras la previa negociación extraprocesal.

 El procurador se encargará de presentar ante el Juzgado los escritos y documentos de las partes así como de trasladar a estos al abogado. Del mismo modo, será el responsable de gestionar las notificaciones del Juzgado a las partes.

INFORMACIÓN Y PRESUPUESTO ON-LINE